Sin estereotipos: Dictan talleres de programación y robótica para niñas

"Es más fácil que una niña quiera aprender a programar o interesarse en la ciencia cuando alguien a su alrededor también lo hace, ayudándola a imaginar, crear, desarrollar". Bajo esta premisa, la Fundación Girls Code inspira e introduce a las niñas y adolescentes en el mundo de la programación y la robótica.

De esta manera, el equipo conformado por programadoras, analistas e ingenieras de Sistemas, buscan disminuir la brecha digital entre niños y niñas eliminando el concepto erróneo de que una mujer no puede destacarse en el ámbito de la informática.

Liliana Estigarribia es instructora y una de las fundadoras de Girls Code, quien siendo nutricionista es un ejemplo de que las mujeres pueden ser usuarias de las tecnologías y tener el conocimiento y las habilidades de programación. Comenta que la filosofía de la fundación parte de una problemática local: la brecha presente entre niños y niñas de escasos recursos.

El varón al terminar la secundaria y si tiene herramientas puede salir de la pobreza, pero la niña no puede terminar la escuela o la secundaria por diversas razones. La existencia de estereotipos normalmente limita a las mujeres a desarrollar habilidades científicas.

"A veces podrían ser las necesidades dentro de la familia. Se exige más a la niña a quedarse a cuidarle al abuelo, a un menor o a atender las cosas del hogar. Niños y niñas tienen los mismos derechos, pero el de las niñas se encuentran vulnerados", explica Estigarribia.

La motivación de los padres es importante para que Girls Code cumpla su misión, explica la instructora. Los papás deben entender la influencia que ejercen las aplicaciones informáticas en la sociedad y que sus hijas pueden desarrollar habilidades, a través del pensamiento lógico y pragmático, con ventajas competitivas.

Los talleres de Girls Code se realizan en la oficina de la fundación que se encuentra en el Centro de Desarrollo Sostenible, ubicado en Cnel. Antoliano Cantero 4296 c/ Choferes del Chaco en Asunción.

Los temas abordados son cursos puntuales, todos de iniciación, los estudiantes aprenderán nociones básicas de programación. Estos cursos son cortos, de unas tres horas cada día, iniciando y finalizando el mismo fin de semana, adaptados para niñas de 6 a 9 años y 10 a 13 años.

Los cursos son impartidos por mentores, profesionales o estudiantes universitarios que se prenden a la causa de la fundación. Estigarribia destacó que tres alumnas que avanzaron muy rápido en los talleres hoy son mentoras de las niñas. Todas inspiradas en el trabajo que hacen Liliana, Leticia Romero, Sonia Cardozo, Francisco Servín y Carlos Servín. Girls Code tuvo un taller piloto en 2015 destinado a escuelas de Villa Hayes; al año siguiente se consolidó el equipo y se presentaron al concurso Tigo Conecta y ganaron.

Gracias al capital obtenido se pudo preparar la plataforma, armar los paquetes de cursos, hacer capacitaciones y desarrollar la página web (http://www.girlscode.com.py/). El año pasado se creó la fundación.

Actualmente, Girls Code llama a donar notebooks en desuso para utilizarlas en los talleres, cuantas más notebook haya, más niñas accederán a la capacitación. Interesados llamar al (0981) 962-250.

Girls Code tiene como filosofía llegar a inspirar a niñas y adolescentes especialmente de comunidades vulnerables. Liliana Estigarribia comenta que la organización ofrece sus talleres y capacitaciones rigiéndose por el modelo 1x1.

Este modelo de responsabilidad se basa en la venta de un taller a instituciones y colegios privados en Asunción o en cualquier parte del país, cuyo precio se calcula para cubrir otro taller en una comunidad vulnerable, es decir, que no tengan acceso a la información, una escuela del Bañado o del interior. "Tenemos un taller móvil, no hace falta que la escuela tenga computadoras, nosotros proveemos, podemos ir a cualquier institución", explicó. Interesados pueden contactar a los teléfonos (0981) 962-250 o (0981) 550-695.