Era digital exige mayor eficiencia a banca local

La banca tradicional prácticamente ya no existe en el mundo tras la llegada de la era digital que revolucionó todo el nego­cio, no solo el financiero, sino en general. Esta nueva reali­dad exige mayor eficiencia a la banca nacional, según afirmó Beltrán Macchi, director de Visión Banco, tras la charla “Hacia dónde va la banca”. Principalmente la era digi­tal plantea grandes exigen­cias como la eficiencia, dijo.

Mencionó que eso se tra­duce en un menor precio para los clientes en sus pro­ductos y servicios, ante una competencia cada vez más fuerte. “En el sector banca­rio se incorpora todo lo que tiene que ver con inteligencia artificial, big data, y todo lo que escuchamos afuera está pasando en Paraguay con la misma intensidad, y creo que estamos en el camino correcto”, ratificó.

Enfatizó que los bancos están incorporando nue­vas tecnologías, la regula­ción que acompañará como sucede en el mundo y la transformación digital, que no solo sucede en la banca, sino en todos los segmen­tos de negocio. “También obliga a la banca a incorpo­rar tecnologías basadas en el acceso a la información. En Paraguay tenemos hoy más acceso a datos que nos permiten digitalizar proce­sos en beneficio de todos los clientes”, agregó.

Por otro lado, afirmó que el desafío importante es dejar de usar el efectivo, pues los países desarrollados poseen más del 90% de digitaliza­ción de pagos, mientras que Paraguay está a la inversa. “El desafío está en la pene­tración de medios de pagos dentro del país y de resolver algunas cuestiones como la utilización de otras dos monedas extranjeras fuera del guaraní, como el dólar y el real brasileño”, manifestó.

En ese sentido, dijo que el dólar circula bastante en el país, por lo que para digita­lizar todos los pagos se ten­drá que hacer el esfuerzo en entender cómo se puede hacer con esta realidad de vinculación de varias mone­das en el país. “La banca va hacia la tecnología basada en la experiencia del cliente, la competencia del mercado y la búsqueda de mayor eficien­cia, donde se debe también cuidar la reputación”, indicó.