BCP libera las transferencias entre billeteras electrónicas

Mediante la creación de la Cámara Compensadora de entidades de medios de pagos electrónicos (EMPE), el Banco Central del Paraguay (BCP) habilitó la interoperabilidad de las transacciones entre todos los usuarios de billeteras de dinero electrónico, en un esquema de 24 horas, los siete días de la semana.

Con este sistema, una persona que mantenga una billetera electrónica en una EMPE y desee realizar una transferencia de dinero a otra persona que posea una billetera electrónica en otra EMPE, podrá efectuarla directamente sin necesidad de acercarse a un punto de venta para concretarla, explicó la entidad en un comunicado.

La implementación total de esta modalidad de pagos electrónicos está prevista para fines de este año y requiere el trabajo coordinado entre representantes del sector público y privado, así como del Grupo de Pagos creado en el ámbito de la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), agrega el BCP.

El órgano regulador advierte que las transferencias entre usuarios de distintas EMPE no tendrán costos adicionales para los mismos, lo que implica que al usuario le resultará lo mismo transferir a una persona con cuenta en la misma EMPE o con una cuenta en otra EMPE.

Actualmente, son cuatro las EMPE autorizadas por el BCP para operar en el mercado nacional: Tigo, Personal, Claro y Zimple. El saldo máximo que se puede mantener en una de estas cuentas es de G. 3,4 millones y están registradas aproximadamente 1,6 millones de cuentas activas en el país, que realizan 5 millones de transacciones mensuales, en promedio.

La banca matriz destaca que, de acuerdo con el Global Findex, Paraguay es el país en América Latina con mayor cantidad de cuentas de dinero electrónico en relación con su población.

Sostiene, además, que estas plataformas de pagos electrónicos “son de gran aceptación por la población para realizar pagos y transferencias. Paraguay es uno de los pocos países de la región que cuenta con una regulación para entidades que ofrecen dinero no bancario y es pionero en este tipo de servicio ofrecido a la ciudadanía. La Cámara Compensadora contribuirá con la inclusión financiera, fortaleciendo aún más los servicios de pagos electrónicos ofrecidos por las EMPE”.

Finalmente, el BCP manifiesta su compromiso de “generar las condiciones para la creación de infraestructuras de mercado que posibiliten el acceso y uso universales a instrumentos de pagos electrónicos de calidad”.