Diésel y naftas suben G. 300 y Cetrapam ya exige ajustar pasajes

Los principales emblemas privados del país efectuaron un sugestivo y coincidente aumento de G. 300 por litro del diésel y las naftas desde ayer. Cetrapam ya reclamó urgente ajuste del pasaje.

El anuncio de Petropar, que estimaba un aumento de 300 guaraníes por litro del diésel común, el combustible de mayor venta en el país y que tiene incidencia en la economía, terminó por “convencer” a los emblemas privados para reajustar desde ayer todos los combustibles que comercializan. Esto, más temprano que tarde, tendría su impacto en el costo de la canasta familiar y en el pasaje de transporte público, lo que terminará golpeando al bolsillo.

Copetrol, Barcos y Rodados, Petrobras y Axion pusieron oficialmente en vigencia nuevos precios con un aumento general y único de 300 guaraníes por litro del gasoil común, el gasoil prémium y las naftas común, de 90-92 octanos y la súper de 95-96 octanos que comercializan.

No hubo pronunciamiento ni comunicado oficial de gremios del sector privado respecto a estos incrementos, aunque ya desde fines de marzo vienen reclamando una suba, pero decidieron esperar que la estatal se pronuncie respecto al diésel común o Tipo III.

Apenas Petropar hizo la estimación de suba, los emblemas privados se movieron. No deja de ser llamativo el hecho de que todos hayan aumentado el mismo monto de 300 guaraníes, en un mercado donde los precios están liberados desde julio del 2018. Incluso, a fines de marzo habían señalado que el aumento que se registra desde enero en el precio internacional del gasoil, además de la cotización del dólar, daba como resultado un incremento de por lo menos G. 500 por litro.

Se esperaba que el incremento no pasara del mes de abril. Solo el emblema Puma Energy decidió subir hace dos semanas G. 600 por litro el diésel común, pero ayer comunicó oficialmente que redujo de nuevo en 300 guaraníes, con lo cual se puso a la par de la mayoría.

Ahora resultará inevitable para el Gobierno estudiar un reajuste del pasaje del transporte público, a partir del incremento de G. 300 del gasoil común y teniendo en cuenta que este servicio se abastece del combustible solo de emblemas privados y no de Petropar. Deberá resolver si incrementa el subsidio al boleto o el precio final del pasaje.

Asimismo, tiene encima la amenaza de un paro general a nivel país de los camioneros y transportistas de cargas, quienes exigen una salida ante esta suba, alegando que en las actuales condiciones ya no pueden seguir trabajando.

Por otra parte, la presidenta de Petropar, Patricia Samudio, quien se encontraba en un acto en la planta alcoholera de Troche, Guairá, no respondió ayer a la consulta sobre cuándo estarían haciendo el reajuste de precios de sus combustibles, atendiendo que los emblemas privados ya lo hicieron.

Con el incremento de los precios en el sector privado, la estatal de combustibles aumentará la venta de todos sus productos, que ahora están poco más de 300 guaraníes menos que todos los emblemas. Mientras no reajuste, tendrá una mayor venta y, por ende, se verá luego obligada a acelerar la reposición.

En este contexto, no se descarta que la estatal aumente sus precios la próxima semana, aunque su presidenta haya sostenido que no tenía fecha para este efecto.

En cuanto a los emblemas de menor participación en el mercado, como Petrosur, Gasur, Petrochaco, Copex, Integral, entre otros, aún no comunicaron los montos de aumentos, pero aparentemente no serían mayores a los 300 guaraníes por litro, ya que deben mantener la competitividad.