La importación de bienes de capital cayó 19%, en volumen

La reducción del arancel para importar bienes de capital podría tener mejor provecho en el comercio fronterizo y en menor medida para uso interno, porque el bajón económico restó poder adquisitivo, opinan desde gremios empresariales.

Uno de los rubros muy golpeados en el primer semestre del año por efecto de la desaceleración económica fue el de la importación de bienes como maquinarias, tractores y demás elementos considerados de inversión o de capital para uso interno. Como estos son bienes que requieren de una gran inversión, aún con los incentivos arancelarios estipulados recientemente por el Gobierno será difícil aprovecharlo, porque la realidad es que el flujo de caja no alcanza para estas inversiones, y también persiste la incertidumbre por el clima político, dijo Héctor Cristaldo, de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

El productor consideró que estos incentivos podrían ser aprovechados en el comercio de frontera, que también fue afectado por el bajón de las ventas, ya que también incluiría al rubro de electrónica.

Entre las medidas contracíclicas del Gobierno para dinamizar la economía se puso en vigencia la disminución de aranceles de 2 a 0% para los ítems expresados en la nomenclatura común del Mercosur, con lo que se espera un repunte en la compra de estos productos para lo que resta del año.

La importación total (uso interno y reexportación) de bienes de capital se redujo 19% entre enero y julio de 2019, en términos de volumen, pero en valores hubo un aumento del 1,2% en comparación al mismo periodo del año pasado, lo que evidencia el impacto de la suba del dólar en el precio de los bienes.

A su vez, el titular del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Neri Giménez, sostuvo que estos incentivos se adecuan a disposiciones recientes de países vecinos (Brasil) y considera que no afectará tanto al mercado interno.

Por el Decreto N° 2.278 se confirmó que la compra de bienes de capital tendrá arancel cero hasta el 31 de diciembre de este año.

La importación de bienes de capital para uso interno, entre enero y julio de este año, totalizó US$ 1.304 millones, 19% menos que el año pasado en el mismo periodo. En lo que respecta a la importación de bienes bajo régimen de turismo, se alcanzó US$ 1.131 millones, con un aumento del 43%.