Exportaciones llevan tres meses de merma hasta mayo, según BCP

Las ventas al exterior cayeron -9,5% hasta el quinto mes del 2019, con respecto al mismo periodo del año pasado. Las importaciones también siguen en la senda negativa.

El comercio exterior paraguayo sigue en picada. Al cierre de mayo del 2019, las exportaciones sumaron USD 5.471 millones y disminuyeron en -9,5% respecto al mismo periodo del 2018, según últimos registros del Banco Central del Paraguay (BCP). Las importaciones, por su parte, se realizaron por USD 4.790 millones en los primeros cinco meses del corriente año, con una merma de -6,8%.

La venta de productos nacionales al exterior arrojó así números negativos por tercer mes consecutivo y se profundiza el índice de caída desde el -6,1% que se había observado en marzo pasado. La compra de mercaderías foráneas, por otro lado, suavizó levemente su nivel de retracción en comparación con abril.

Los rubros con mayor reducción de exportaciones fueron los granos, aceite y harina de soja, con variaciones negativas de 28,7%, 21,5% y 24,5%, respectivamente.

La carne sigue con números rojos en el acumulado del año y reportó -18,1%, un retroceso con respecto al periodo enero-mayo de 2018, pero con un aumento de ingresos provenientes de las ventas a los mercados chileno e israelí.

Las exportaciones de energía eléctrica también continúan en baja, con una variación acumulada de -15,5%. Cuero y prendas textiles completan los rubros en merma, cuyos índices de reducción cerraron en 32% y 2,3%. Las excepciones se observaron en los cereales, las materias plásticas y los hilos y cables (autopartes), con variaciones positivas de 37,1%, 6% y 8%, pero con una mínima incidencia en el comportamiento global de las exportaciones.

El deterioro de los precios de los productos de exportación estuvo en torno al 9%, destacó Gustavo Cohener, director de Estadísticas del Sector Real del BCP, y recordó que en mayo del 2018 se había registrado el segundo mes de mayores envíos del año.

En el área de importaciones, la caída se observó con fuerza en rubros para uso interno, con una merma de 12,8%. Miguel Mora, economista jefe del BCP, explicó que esta es una señal de la retracción que afecta al consumo, aunque consideró que el segundo semestre mostrará un panorama diferente para el comercio exterior en su conjunto. “Problema de financiamiento no va a ser un obstáculo para que podamos ver ese rebote, principalmente, en el sector agrícola y en la soja, que es nuestro principal cultivo”, aseveró.