El déficit fiscal anualizado se sitúa en julio en 1,4% del PIB

El mes de julio cerró con un déficit fiscal de 0,5% y con este resultado el anualizado creció levemente a 1,4% del PIB, según el informe de “Situación Financiera” que dio a conocer ayer el Ministerio de Hacienda.

El informe correspondiente a la Administración Central fue presentado por Viviana Casco, directora de Política Macro Fiscal de la Subsecretaría de Economía, quien informó de que en julio la Administración Central registró un déficit de G. 951.300 millones (US$ 166,2 millones), lo que representa 0,5% del PIB.

Con esto el saldo rojo anualizado (12 meses) pasó a 1,4%, levemente inferior al limite de 1,5% del PIB establecido por la ley de Responsabilidad Fiscal y que de acuerdo a las previsiones iniciales de la cartera, dicho tope se estaría alcanzando a fin de año.

Los datos indican que esta diferencia negativa obedece a la ejecución de las obras de infraestructura, que se financian con los recursos provenientes del endeudamiento, ya sea a través de préstamos o emisión de bonos.

Casco resaltó que con este nivel el país sigue destacándose en la región con el menor déficit, teniendo en cuenta que Brasil registra 6,1%, Argentina 5% y Uruguay 3,8%.

El informe también señala que la recaudación en este periodo creció, explicado por la evolución de los ingresos tributarios que muestran un importante dinamismo en Aduanas del 17,2%.

En contrapartida, los gastos se incrementan en un 11,1%, debido a los gastos en uso de bienes y servicios (19,6%), prestaciones sociales (17,5%), y el pago de intereses de la deuda pública (13,2%).

En lo que respecta al gasto salarial, los datos señalan que se redujo de 68% registrado en junio a 66% en julio, es decir que de cada G. 100 recaudado G. 66 van a financiar sueldos.

Esta disminución, sin embargo, se produce en un mes en que se empezó a pagar el 8% de aumento salarial para el personal de Salud Pública.

La directora de Hacienda dijo al respecto que el costo del incremento es menor al crecimiento de los ingresos y esto hace la diferencia.

De todos modos, la funcionaria explicó que la perspectiva manejada es que a fin de año la relación salarios ingresos tributario estaría en torno al 69% o 70%.