Demanda de dólares llega a triplicar a la oferta y persiste presión al alza

Las operaciones de venta son muy superiores a las de compra, desde las entidades de plaza, en coincidencia con la merma de exportaciones y el acercamiento de la temporada de fin de año.

El mercado de divisas experimenta un incesante apetito por los billetes verdes. En los últimos quince días, el Banco Central del Paraguay (BCP) registró una demanda de dólares que supera hasta en tres veces a la oferta, pues la búsqueda de dólares por parte del público es mucho mayor que la inyección de divisas desde sectores como el exportador.

La jornada en que se observó la diferencia más pronunciada, en el periodo de análisis, fue el 27 de agosto pasado. En esa ocasión, la venta de dólares al público desde las entidades de plaza fue de USD 41,2 millones, frente a los USD 14,3 millones que anotaron como compras. En los demás días, las ventas en promedio duplicaron a las compras.

Esta situación se genera en un año de menor ingreso de divisas por la merma de las exportaciones de carne y soja, contracción que se encuentra en torno al 20%. Un combo de condiciones climáticas adversas y deterioro de precios internacionales afecta a estos rubros, considerados entre los de mayor importancia dentro de las ventas de productos paraguayos al exterior.

Por otro lado, nos acercamos a un periodo de mayor demanda estacional de dólares proveniente del sector importador, que debe proceder a la adquisición de productos que serán comercializados en ocasión de las fiestas de fin de año. Hasta agosto pasado, las importaciones también se mantuvieron en baja, respecto al año pasado, pero en un nivel cercano al 10% en el caso de los bienes intermedios y de consumo. A esto se suma el acercamiento de las vacaciones, que también genera la necesidad de compra de dólares por parte de las personas que saldrán del país.

En su comentario semanal, la casa de bolsa Basa Capital reconoce que continúa la presión al alza sobre la cotización dólar/guaraní. Entre las causas de este fenómeno, menciona a la coyuntura regional adversa, la falta de ingreso de divisas, y la decisión de importadores y multinacionales de dolarizar cada guaraní generado localmente.

“El BCP persiste en intervenciones diarias que oscilan en promedio los USD cuatro millones, intentando ralentizar la depreciación. Las resistencias o techos de G. 6.350 y G. 6.400 serán sometidas a prueba en lo que resta del año”, relata.

La entidad considera que el proceso de dolarización de los distintos actores de la economía y la constante venta de dólares por parte de la banca matriz sigue mostrando efectos en la liquidez en moneda local. Además, señala que las tasas de interés que se aplicaron a los certificados de depósitos de ahorro (CDA) en julio de 2019 siguen estando por encima de las registradas el año pasado, a pesar de la baja de la tasa de referencia del BCP.

Este fin de semana, el dólar se mantuvo en G. 6.200 a la venta en el sector minorista y el mercado mayorista cerró el viernes en G. 6.344. En agosto de 2018, el promedio del valor de venta se encontraba en G. 5.743 y subió hasta G. 5.933 en octubre, para cerrar diciembre en G. 5.899, según registros del BCP.