Bancos aplican una mayor rigurosidad para créditos

Bancos y financieras del sistema incrementaron los niveles de rigurosidad para aprobar créditos. Entre las causas se citan menor tolerancia al riesgo y políticas internas, según encuesta hecha por el Banco Central del Paraguay.

El acceso al crédito se encontró con más barreras en el segmento de familia y microcrédito personal, de acuerdo con los resultados de la encuesta trimestral realizada por la banca matriz.

Según los datos, el 55% de los encuestados en el sistema financiero respondió que el acceso fue malo en este rubro, mientras que para el 31% la demanda fue atendida de manera regular. Los datos corresponden al cuarto trimestre del año 2018, que fueron divulgados ayer por la banca matriz.

Otro sector que todavía tropieza con muchas barreras para el acceso a financiamiento en el sistema formal es el rubro de microempresas. El 52% de los encuestados respondió que el acceso en este rubro es malo, el 45% regular y solo un 3% respondió positivamente.

Por otra parte, las grandes empresas llevan la ventaja en gestión exitosa de créditos y según los resultados del estudio, un 83% de los consultados respondió que la experiencia fue buena y un 17% regular.

No se registró experiencia negativa para financiamiento de este rubro. En lo que respecta a empresas estatales, el 21% respondió que la respuesta fue negativa o mala, 41% regular y 38% consideró que el acceso fue bueno.

Entre las explicaciones brindadas por los encuestados en el citado informe, se destacó que la rigurosidad para la asignación de nuevos créditos se debió principalmente a una menor tolerancia al riesgo, y por cambios en la política de gobernanza de las instituciones financieras.

Entre otros factores determinantes en la decisión de los entes para conceder o no un crédito se destacan, por ejemplo, el riesgo de la operación, específicamente por dudas sobre la situación financiera de la persona aplicante o demandante, falta de información sobre el cliente, historial crediticio deficiente, rentabilidad del proyecto y las garantías de la operación financiera.

Sobre las reacciones de los demandantes, estos cuestionan principalmente que las tasas de interés son elevadas, el plazo de financiamiento corto y requerimientos muy complejos.

En el cuarto trimestre de 2018, la expectativa de los agentes del sistema financiero se redujo en comparación a trimestres anteriores.

Según los datos, el 58,6% de las entidades encuestadas respondió que la coyuntura actual es óptima para el otorgamiento del crédito; sin embargo, la respuesta se ubicó en un rango inferior al 65,5% registrado tanto en el cuarto trimestre de 2017, como en el tercer trimestre de 2018. Resaltan el factor económico como determinante en esta proyección.