Transportistas inician hoy regulada ante la dilación de suba del pasaje

Desde hoy, el servicio de transporte público de pasajeros se verá disminuido y resentido, como una medida adoptada por los empresarios de este sector para presionar al Gobierno a que anuncie en la fecha los nuevos precios del pasaje. Anoche surgió la versión de que hoy saldría el decreto de la suba, lo que dejaría sin efecto las reguladas.

César Ruiz Díaz, titular de Cetrapam, señaló en tono ofuscado que las autoridades estatales ya cuentan con el precio del pasaje consensuado por los transportistas y estaban en conocimiento de que el servicio se resentiría desde la fecha si no hacían el anuncio durante el fin de semana. “Nosotros habíamos anunciado ya que nos reunimos y que llegamos a un número, que no lo socializábamos por una cuestión de respeto, porque creemos que es el Gobierno el que tiene que dar ese anuncio. Lo que sí dijimos, que si para el viernes, sábado o domingo no se reajustaba la tarifa, nosotros mañana (por hoy) no tendríamos condiciones de comprar el combustible en los mismos volúmenes en que lo estábamos haciendo y es eso lo que va a suceder”, se quejó.

Agregó que las empresas consumen alrededor de 200.000 litros de combustible diarios, que multiplicado por G. 300 más sobre el precio anterior, implican un sobrecosto de G. 60 millones más, que no están en condiciones de afrontar las empresas. “Es mucho dinero y no tenemos por qué subsidiar nosotros, porque no somos culpables del incremento tampoco. El Gobierno ya tiene en sus manos ese nuevo costo del pasaje, ya tendría que haberlo hecho (el anuncio y firma de decreto) y no lo hizo. Ahora se expone a que la población resienta el servicio”, acotó.

El gremio de camioneros también anunció que realizará un paro en caso de no surgir una solución por parte del Gobierno a sus reclamos, ante el incremento de sus costos, e iniciarán de inmediato un paro nacional. El presidente de la Asociación de Camioneros del Paraguay, Gustavo Benítez, dijo que entre hoy y mañana vence la tregua de ocho días que habían dado al Ministerio de Industria y Comercio, Petropar y otros ministerios para buscar una salida para la complicada situación. Apuntó que el aumento de G. 300 por litro del gasoil se traduce en un incremento de entre G. 250.000 y 300.000 más en los costos del servicio de flete.