Proyectan aumentar a unas 10.000 hectáreas la superficie de algodón

Hay una firme expan­sión del algodón en el Chaco y el objetivo en el corto plazo es abarcar unas 10.000 hectáreas en esta región del país, lo que repre­sentará un crecimiento del 43% en relación a la superficie actual, anunciaron referen­tes de la producción de esta zona del país en el marco de una visita de representantes del Gobierno Nacional.

Gustav Sawatsky, presidente de la Cooperativa Chortitzer, manifestó que el algodón es un rubro con muy buenas perspectivas con miras a la rentabilidad de los producto­res chaqueños. Informó que actualmente hay una super­ficie de 7.000 hectáreas del rubro en la zona con proyecciones de llegar a 10.000 hec­táreas en el corto plazo. Todo el mundo está apostando a un gran desarrollo en el Chaco y hay mucha tierra disponible para la agricultura, destaca­ron productores de la zona.

Rodolfo Friedmann, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), destacó la producción mecanizada del algodón de calidad en la Región Occidental del país y manifestó que con la ayuda de la tecnología pretenden llegar a la meta.

En lo que concierne al rol de Gobierno, el Ministro de Agricultura y Ganadería se comprometió a apoyar con infraestructura y apoyo téc­nico esta iniciativa.

De acuerdo al último reporte de producción mundial agrí­cola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) la superficie de siembra del algodón en el Paraguay fue de 10.000 hec­táreas en la campaña 2018-19.

Este rubro fue uno de los pila­res de la economía nacional en los años 90 y se tenía una superficie anual de siembra de unas 600.000 hectáreas.

Uno de los desafíos en el rubro del algodón, principalmente en el segmento de los peque­ños agricultores, es aumen­tar los niveles de productivi­dad para ser más eficientes y lograr el máximo rédito eco­nómico. El rubro está en uno de sus peores momentos de su historia y su repunte va a depender de las estrategias que sumen mayor competiti­vidad a los productores.

Gracias a la implementación de las más innovadoras tec­nologías, la Región Occiden­tal del país tuvo un boom en la agricultura en los últimos cuatro años, llegando incluso a duplicarse las áreas de cul­tivos.

Históricamente la agri­cultura en el Chaco Central se mantuvo en unas 40.000 hectáreas; sin embargo, en los últimos cuatro años se regis­tró un crecimiento del 125% y en la última campaña la super­ficie de siembra saltó a las 90.000 hectáreas con la intro­ducción de la soja y las nuevas variedades de maíz, informó Egon Neulfeld, presidente de la Asociación Rodeo Trébol.

La siembra directa, los defen­sivos agrícolas, el manejo de los herbicidas, el control de plagas y la implementación de sistemas de riego hacen facti­ble desarrollar la producción agrícola actualmente en la región, explicó.