Obra bioceánica creará 1.000 empleos, estiman

La construcción de 227 km de asfalto en el Chaco, para la llamada Ruta Bioceánica, requerirá de unos 1.000 trabajadores durante los 40 meses iniciales. Según los datos, los empleos que se van a generar serán ocupados principalmente por personas del departamento de Alto Paraguay.

Ángel Romero, encargado de Recursos Humanos del consorcio Corredor Vial Bioceánico, dijo que hoy se llevará a cabo una feria laboral en la municipalidad de Loma Plata, en el Chaco Central, para cubrir los primeros 100 puestos y para el 24 de setiembre en la municipalidad de Carmelo Peralta (Dpto. de Alto Paraguay), ofertando otras 100 oportunidades de trabajo.

El citado conglomerado empresarial, integrado por Queiroz Galvao SA y Ocho A SA, tiene a su cargo la obra a partir de un contrato de US$ 443.473.727.

La obra tendrá una duración inicial de 40 meses y se debe cubrir alrededor de 1.000 puestos de trabajo.

La citada fuente indicó que tendrán preferencia las personas de la zona chaqueña para los trabajos, toda vez que llenen las expectativas, en tanto el Servicio Nacional de Promoción Profesional se encargará de capacitar a quienes pretendan trabajar de manera directa o indirecta.

Los diferentes puestos ofertados abarcan desde operadores de maquinarias, ayudantes de mecánica, topógrafos, laboratorista de suelo y asfalto, capataces de movimiento de suelo, choferes, gomeros, electricistas de vehículos, personales administrativos, depositeros, serenos, personal de enfermerías, ayudantes y otros.

El gobernador altoparanaense, José Domingo Adorno, dijo que este clima laboral que se presenta en la región es una excelente oportunidad para los pobladores de la zona, atendiendo que el departamento se caracteriza por la carencia de trabajos. “Celebramos esta acción positiva, que ayudará a mejorar la calidad de vida de numerosas familias por un buen tiempo”, acotó.

La construcción de 227 km de asfalto unirá a Carmelo Peralta (Alto Paraguay) y Loma Plata (Boquerón) y permitirá al Alto Chaco tener su primer camino de todo tiempo.

Una de las empresas que integra el consorcio contratista, Queiroz Galvao SA, fue denunciada e investigada en el Brasil y Perú por pago a políticos que favorecieron en licitaciones amañadas.