Metrobús no pasará por Asunción si no hay proyecto aprobado, advierten

Concejales de la bancada oficialista y hasta opositores, además del intendente capitalino, advierten que el metrobús no pasará por Asunción si no se presenta el proyecto de manera completa. El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) necesita permiso municipal para iniciar las obras, pero aún tiene innumerables cabos sueltos sobre los perjuicios que se provocarán en la Capital.

“Yo me voy a oponer si comienzan las obras sin nuestro permiso. Es un suicidio desde el punto político, no se puede aprobar algo que afecte a tantas personas”, criticó el concejal Carlos Arregui (PDP) en relación con los trabajos del metrobús que no cuentan con permiso de la Comuna. Tanto los concejales de la bancada oficialista como los colorados expresaron estar en desconocimiento sobre los detalles del proyecto y pidieron información.

Hace varios meses se habla de la obra en la Capital, pero el proyecto ejecutivo completo no fue presentado aún por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). Asunción está en una casi total desinformación acerca de la forma en que será afectada.

Arregui dijo que uno de los problemas es la “indemnización irrisoria” que se daría a los afectados. Por su parte, el concejal Federico Franco (Juntos Podemos) aclaró que lo único que está aprobado es un convenio que desde el 2009 se va renovando. Sin embargo, expresó que “hay demasiados precedentes que demuestran que el MOPC sobrepasa las instancias institucionales y lleva a cabo las obras que desea. Se tuvo que pedir la suspensión, por ejemplo, de trabajos en el Parque Guasu, superviaducto, barrio San Francisco y otros”, afirmó.

“Vamos a hacer lo que corresponde; si hay que suspender las obras, lo vamos a pedir”, indicó. El miércoles, un gran grupo de vendedores del Mercado 4 y otros frentistas se manifestaron a gritos dentro del edificio municipal y fueron recibidos por el concejal José Alvarenga (ANR), quien intentó calmarlos afirmando que todo será tomado en cuenta, y también tomó nota de las inquietudes.

El intendente asunceno, Mario Ferreiro, insistió ayer en que la Municipalidad no ha aprobado ninguna obra. Consideró que “es difícil discutir” de algo que no se conoce, en referencia al proyecto ejecutivo del metrobús, y criticó que el tema social esté muy descuidado, y que, por ejemplo, solo se hable en líneas generales del tema de la indemnización, algo importante para los afectados. Comentó que ellos llegaron a presentar la opción de que el paso del metrobús sea por un par binario, de Herrera y de Humaitá, entre otras propuestas que deben ser estudiadas.

“Convengamos en que Asunción no tiene los espacios”, expresó con relación a las angostas calles y la forma en la que las afectaría el proyecto. Por otra parte, recordó lo complicado de realizar las obras en la zona del mercado en donde se deberá tener antimotines en cada cuadra, ironizó. Resaltó que el 89% de las edificaciones del microcentro es patrimonial.

El arquitecto urbanista Eduardo Alfaro comentó que las obras que se pretenden hacer sobre la calle Herrera “serán una mutilación imposible de reparar”, en relación con los edificios históricos que serán afectados y los árboles que terminarán derribados.

Consideró que Asunción no está preparada para este tipo de proyectos y que se tiene que buscar una solución diferente para el ingreso. “De ninguna manera puede pasar por el microcentro”, sentenció. Criticó que no se tome en cuenta el uso de la Costanera. “La gente puede caminar unas cuadras, pero los edificios ya no se recuperan”, añadió. Para él, es inaceptable que Asunción permita una obra sin antes estudiarla.

El vicedefensor vecinal de Asunción, Lucio Ruiz, manifestó ayer tras reunirse con permisionarios del Mercado 4 que la mayoría quiere el cambio del recorrido del sistema del metrobús, que en el proyecto actual que defiende el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) debe pasar –ida y vuelta– por la calle Pettirossi, en pleno corazón justamente del citado mercado municipal.

Ruiz visitó esta vez a la gente del mercado, pero también invitó a otros ciudadanos afectados a acercarse a su oficina en la Comuna. “Necesitamos tener en cuenta a la gente, y luego la infraestructura. No podemos atropellar las necesidades de las personas”, dijo sobre la reducción de veredas, cierre de salidas de autos y otros cambios que se darían.