Las lluvias del fin de semana también ayudaron al sésamo

Las lluvias registradas el último fin de semana también beneficiaron a productores de sésamo, que iniciaron la siembra de la campaña 2019/2020.

Este sector, al igual que el de la soja, se vio afectado por la sequía que impedía iniciar la siembra.

De acuerdo con el boletín publicado el lunes por el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), las últimas lluvias registradas en zonas de cultivo agrícola mejoraron las condiciones del suelo, pero advierte que no fueron suficientes.

“Las condiciones de disponibilidad de agua fueron en un almacenaje deficitario de agua en el suelo, que no superaron el 10% de la capacidad de campo en casi todas las unidades de suelo de los departamentos, lo que es considerado como sequía”, menciona el informe.

Sostiene que dentro de la Región Oriental los departamentos de Canindeyú y Alto Paraná fueron los más beneficiados con las lluvias registradas en este último fin de semana. En estos departamentos se registraron entre 10 y 25% de agua útil; sin embargo, esto es aún considerado como déficit hídrico moderado.

Las estimaciones manejadas para la campaña de sésamo 2019/2020 son de 80.000 hectáreas sembradas, con una producción de 42.000 toneladas.

En tanto, en el sector de la soja se esperan cultivar 3.200.000 hectáreas en la presente campaña, buscando una producción de 10.500.000 toneladas aproximadamente.

Estas previsiones se pusieron en duda a causa de la falta de humedad en el suelo.