La Comuna capitalina se ve rebasada ante los baches que minan las calles

Si bien las cuadrillas realizan constantes bacheos, en varios puntos de la ciudad aparecen profundos agujeros en el pavimento que entorpecen el tráfico automovilístico y ocasionan daños a los rodados.

Constantes son las quejas de automovilistas y motociclistas debido a la existencia de un número cada vez más creciente de intersecciones asuncenas que presentan profundos baches en su estructura.

La presencia de estos agujeros en el pavimento de la ciudad ocasionan importantes daños a los rodados que circulan por calles y avenidas, entorpeciendo además la fluida circulación automovilística. En un recorrido por diferentes sectores de la capital se pudo constatar que varios cruces se encuentran en pésimas condiciones, en un panorama de deterioro del que no escapan incluso las arterias del microcentro y del Casco Histórico de Asunción.

Entre los puntos afectados por hoyos que van ganando en tamaño y profundidad en el asfaltado se tiene al de Oliva y Don Bosco; Capitán Gwynn e Isabel La Católica (Sajonia); Artigas y República Dominicana, y Pizarro y Venecia.

A ellos se suman otros sectores donde se tienen malformaciones de la capa asfáltica, como se plantea en un amplio tramo de la avenida Primer Presidente, que va desde Artigas hasta Sacramento o, pérdidas de agua y efluentes cloacales, como se da en México y 21ª Proyectada, por citar algunos casos.

El director de Vialidad de la Comuna capitalina, ingeniero Jorge Samaniego, destacó la labor de las cuadrillas de reparación de calles; al tiempo de señalar que la aparición de baches en las calles se debe a que gran parte de las mismas tiene su pavimento con su vida útil vencida.

Asimismo apuntó que también en estas vías capitalinas se encuentran instaladas las redes de servicios de varias empresas estatales, principalmente de la Essap y de la ANDE, las cuales al sufrir alguna avería o precisar algún arreglo, no hacen otra cosa que afectar la capa asfáltica.

Agregó que la falta de desagüe pluvial en la mayor parte de las arterias capitalinas hace igualmente que la destrucción sea mucho más rápida.

Para este año, la Junta Municipal aprobó recientemente la pavimentación integral de las avenidas Primer Presidente y Santísima Trinidad y de Julio Correa, por G. 15.000 millones, lo que contempla la construcción del sistema de desagüe pluvial y la renovación de las cañerías de agua potable de la ex Corposana.

También la corporación dio visto bueno a la precalificación de seis empresas para la obra de drenaje pluvial por USD 95 millones, que aumentará la cobertura del 25% al 65% en la ciudad.