Hacienda debe recortar los gastos superfluos, afirma titular de la UIP

El presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Eduardo Felippo, afirmó ayer que el Ministerio de Hacienda lo que debe hacer es recortar los miles de gastos superfluos que tiene el Estado, para así reducir el déficit y no tocar educación y salud como lo plantean. Destacó que el respeto a la Ley de Responsabilidad Fiscal es lo que le da al país estabilidad económica.

“Ellos lo dicen muy sesgadamente para, supuestamente, asustar a todos y no achicar el gasto público ni cambiar el presupuesto”, indicó el titular del gremio empresarial sobre las declaraciones vertidas por las principales autoridades de Hacienda, respecto a que prefieren un “déficit sostenible” a tener que recortar gastos en salud y educación para reducir a cero el saldo rojo.

“Están absolutamente equivocados, lo último que hay que tocar es educación y salud”, expresó categóricamente Felippo y añadió que “hay miles de rubros más que se pueden cortar, empezando por los salarios en el Ministerio de Hacienda, por los premios que dan a los funcionarios del Ministerio de Hacienda, por ahí podemos empezar a recortar”.

El viernes último la ministra de Hacienda, Lea Giménez, y el viceministro de Economía, Humberto Colmán, respondieron a una sugerencia que había efectuado el exministro de Hacienda César Barreto sobre la necesidad de ir reduciendo gradualmente el déficit hasta llegar de nuevo a un equilibrio de las finanzas públicas, a más tardar para 2023. Esto y otras medidas a ser encaradas, según Barreto, le permitirían al Estado mantener la deuda por debajo del 30% del PIB y estar en condiciones para hacer frente a eventuales shocks internos y externos que pudieran ocurrir más adelante.

La ministra Giménez consideró que “buscar un déficit cero en sí no es un objetivo de la política fiscal (del actual Gobierno), el objetivo es que la política fiscal sea sostenible”. Para el viceministro de Economía, Humberto Colmán, la posición de Barreto es extremadamente ortodoxa, más que el propio FMI, y alegó: “¿Para qué recortar los gastos en Salud y Educación si puedo tener un déficit fiscal sostenible”.

Sin embargo, el titular de la UIP, en ese contexto, insistió en que hay demasiados gastos que reducir y que alguna vez se debe empezar a hacerlo. Destacó que, a pesar de los intentos de no respetar la Ley de Responsabilidad Fiscal, esta normativa es la que le da al país la estabilidad económica que tanto envidian y ponderan los extranjeros. “La propia directora del FMI, Christine Lagarde, dijo y ponderó nuestra estabilidad económica, gracias a que respetamos la Ley de Responsabilidad Fiscal”, puntualizó.

Felippo recordó que incluso se quería flexibilizar esa normativa porque “no se animan a apretar la clavija donde tienen que apretar”.

A su criterio, se debe empezar a aplicar el presupuesto base cero, porque hoy los ministerios lo que hacen es tomar el presupuesto del año pasado y le suman más gastos para el año siguiente.

El Presupuesto General de la Nación (PGN) vigente asciende a más de G. 73,5 billones (US$ 13.375 millones), que incluye a la Administración Central (poderes del Estado y otros organismos) y a las Entidades Descentralizadas (empresas públicas, financieras, entes autárquicos, gobernaciones, universidades y otros).

La ley contempla un total de 298.183 cargos públicos distribuidos en la Administración Central y en las Entidades Descentralizadas, lo que implica un aumento de 8.230 con respecto a la cantidad que se tenía el año pasado.