Exportadores piden establecer relación comercial con China

Los exportadores de soja, a través de un comunicado oficial del gremio, mani­festaron la necesidad de esta­blecer relaciones comerciales con China, considerando que es el mercado más importante para la oleaginosa en el mundo.

La Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializa­dores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) indicó que el gigante asiático importa por año alre­dedor de 95 millones de tone­ladas de soja, volumen que es proveído hoy en día principal­mente por Brasil, Argentina y Uruguay, a sabiendas de la gue­rra comercial con Estados Uni­dos, que históricamente fue su principal proveedor y que hoy se encuentra en medio de esta disputa comercial.

Este escenario es ideal para iniciar y avanzar el proceso de acceso al mercado chino, consi­derando que Paraguay dispone de alrededor de 6 millones de toneladas anuales de exce­dente exportable de su produc­ción anual de soja, informó el gremio. Esta situación podría abrir la oportunidad de comer­cializar la producción a precios potencialmente mejores que otros mercados de destino, generando un impacto eco­nómico y social positivo para el sector agrícola, luego de la zafra anterior, en la que hubo una merma importante en la producción y, además, los pre­cios fueron sensiblemente infe­riores a las cosechas anterio­res.

Establecer relaciones con China generará una mejora a la economía nacional, sostiene la Capeco. En la medida en que se disponga de más y mejores alternativas de mercado para colocar la producción nacio­nal, se tendrá mayor demanda, hecho que incentivará a los pro­ductores a incrementar la pro­ducción para abastecer a estos mercados. En consecuencia, a nivel local se fortalecerá la cadena de valor que aporta no solo en generación de empleos, dinamismo económico, inver­siones, sino también en impues­tos directos e indirectos para inversiones del Estado en salud, educación y seguridad, comu­nicó el gremio.

Desde el 2014 Capeco viene creando espacios propicios para establecer relaciones con China Continental, mediante misio­nes empresariales que sirvie­ron para intercambio de datos, oferta y demanda, y, además, para aclarar cuestiones rela­cionadas a aspectos fitosanita­rios que sean necesarios ajustar como para ingresar a este mer­cado, destaca el comunicado. El esfuerzo del sector privado abrió canales para fomentar las relaciones entre ambos países; sin embargo, se necesita que el Gobierno establezca un plan.