Exigen que el Estado regule el precio de combustible

Gremios de camioneros, taxistas y sindicalistas de Petropar pidieron ayer en rueda de prensa ofrecida en un hotel capitalino que el Estado vuelva a regular el precio del combustible, porque alegan que no sobrevivirán con las cotizaciones actuales tras la liberación hecha por el gobierno anterior.

Aprovecharon para criticar a la nueva titular del ente, Patricia Samudio, por mover dinero de un banco a otro; vender combustible a Conrado Hoeckle, que supuestamente adeuda a la petrolera, y la compra de gas de Copesa, de Pedro Balotta, a un precio superior, causando pérdidas de US$ 1.000.000 a Petropar. Anunciaron que denunciarían esto a fiscalía.

Sobre las acusaciones, Samudio respondió que transfirió la plata por recomendaciones de sus exgerentes Luis Gómez F. y William Wilka. En cuanto a Hoeckle, aseguró que no adeuda un solo guaraní a Petropar, y en relación a la compra de gas de Balotta, señaló que fue por licitación para evitar desabastecimiento y que solo unos US$ 6.000 más se pagó por diferencias de precio.

Guillermo Parra, de Dicapar (Distribuidoras de Combustibles Asociadas del Paraguay), dijo ante nuestra consulta sobre el tema combustible que ya no quieren “precios políticos, subsidios que beneficien a un sector. Queremos que se regule el gasoíl tipo III mediante fórmula de ajuste automático, transparente, objetiva y científica”, apuntó. Por otro lado, cree que la rueda de prensa obedece a una manipulación política y dudó de la representatividad de quienes estuvieron en la ocasión.