Estiman una cosecha récord de soja en la presente campaña

Las condiciones agro­nómicas están siendo óptimas en la pre­sente campaña sojera 2019- 20 y esto trae las más opti­mistas proyecciones para el final de temporada. El Minis­terio de Agricultura y Gana­dería (MAG) ya habla de una cosecha de 11 millones de toneladas, que representa­rían un volumen sin prece­dentes para el Paraguay.

Rodolfo Friedmann, titu­lar del MAG, anunció que la cosecha de soja avanza con expectativas de importan­tes resultados de produc­ción. Mencionó que los infor­mes preliminares vaticinan un volumen nacional de 11 millones de toneladas.

De alcanzar el volumen estimado por el Gobierno, la producción nacional de la oleaginosa registraría un crecimiento del 40% en comparación con las 7,85 millones de toneladas cose­chas en la campaña 2018-19, según reflejan los datos de la Cámara Paraguaya de Expor­tadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).

Las condiciones climáticas se comportaron de manera muy favorable en lo que va de la temporada y conforme avanza la cosecha se están obteniendo niveles de rendi­mientos que dejan muy con­formes al sector.

Tras caer la soja en la cam­paña pasada (2018-19) en el peor promedio de rendi­miento nacional de los últi­mos siete años, en la presente temporada hay muy bue­nas perspectivas y las pro­yecciones indican un creci­miento del 35% en la media de productividad por hectá­rea, según estimaciones de la Cámara Paraguaya de Expor­tadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) y la Unión de Gre­mios de la Producción (UGP).

Esperan un promedio nacio­nal de crecimiento de 3.000 kilogramos por hectárea en la presente zafra (2019-20) que representan 784 kilogramos más por hectárea que el pro­medio de la campaña ante­rior, que fue de 2.216 kilogra­mos por hectárea.

El reporte de la UGP indica que agricultores de distin­tos puntos del país están bas­tante optimistas debido a las abundantes lluvias. Algunos reportan que están en pro­ceso de cosecha y que desde hace tiempo esperan estas precipitaciones para alcan­zar un buen rendimiento que, según estiman, será de 3.000 kilogramos por hectárea en promedio.