Establecen parámetros para la compra de deuda campesina

Autoridades estatales y campesinos que forman parte de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) se reunieron ayer para establecer los parámetros para la compra de las deudas, así como se acordó en términos generales tras la protesta de los labriegos, hace casi un mes.

El dirigente de la Coordinadora, Jorge Galeano, explicó que se acordó comprar deudas agrícolas de hasta 25 salarios mínimos (G. 51 millones) a una tasa del 9%, con dos años de gracia y diez años de plazo.

En el caso de que la deuda sobrepase ese monto, lo restante será refinanciado a una tasa del 13% y el plazo será a cinco años, explicó Galeano. El próximo 6 de mayo se firmará un documento donde todo esto quedará detallado. En este acto se presentará la totalidad de los parámetros acordados entre los campesinos y el banco.

También participaron de este encuentro el ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, representantes del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), del Banco Central del Paraguay (BCP) y, por supuesto, del Banco Nacional de Fomento (BNF).

Posterior a la rúbrica, el BNF, entidad que comprará las deudas de los campesinos, convocará a entidades financieras privadas para establecer el mecanismo de trabajo.

También a principios de mayo se tiene previsto presentar la lista de los posibles beneficiarios por parte de la CNI, comentó Galeano.

Es decir, aún no se tiene claro cuántas personas serán beneficiadas con la compra de deudas a través del BNF.

El último dato presentado por la CNI al BNF, cuando se discutía la refinanciación de las deudas hace un par de años, fue una lista de más de 20.000 nombres. Finalmente, esto no se llegó a concretar y por ello los campesinos decidieron venir a Asunción nuevamente este año.

El acuerdo al que arribaron a finales de marzo, luego de algunos días en la Plaza de Armas, se centró en la compra de deudas agrícolas.