En marcha las labores previas en la central

Los trabajos previos a la actualización tecnológica de la central hidroeléctrica de Itaipú, como la modernización de puentes grúas y pórticos, se encuentran en plena marcha, según informó ayer la Dirección Técnica de la entidad binacional, margen paraguaya.

La Dirección Técnica de la entidad informó que los trabajos comenzaron en marzo pasado en dos puentes grúas del “Edificio de Descarga” de la margen derecha, y prevé la modernización de 24 equipos electro-electrónicos. La previsión es que todo esté concluido en junio del año 2021, antes del inicio de la actualización tecnológica de la central, cuyo proceso tendrá una duración de 10 años.

Según los datos suministrados, el sistema actual opera desde la construcción de la usina y actualmente existe la dificultad de encontrar piezas de repuestos. También es necesaria la padronización de tecnología, porque los equipos actuales fueron abastecidos por diferentes proveedores.

Las labores también incluyen el cambio de transformadores, motores, fuentes, tableros, cables de alimentación, sistemas de freno y de regulación de velocidad, iluminación, etc., y mejoría en las condiciones de seguridad, con el objetivo de otorgar mayor confiabilidad y disponibilidad de los equipos. De acuerdo con los datos, quedará apenas el esqueleto (estructura mecánica) de los equipos para recibir los nuevos componentes. Indican que las condiciones de seguridad y de confort también serán mejoradas con la instalación de guarda-cuerpos, nuevos puntos de fijación de cintos de seguridad y sustitución de las cabinas de comando, que serán climatizadas.

De los 24 equipos que serán modernizados, 16 son puentes grúas y ocho pórticos. Los puentes grúas están ubicados en la “Casa de Fuerza”, ocho en la galería de los generadores, dos en el área de descarga de la margen paraguaya y dos en la margen brasileña. Asimismo, dos en la galería de los transformadores; y dos en la subestación aislada a gas (GIS). La menor de ellas tiene capacidad para levantar 10 toneladas y la mayor, 1.000 toneladas.

Hacia finales del año pasado, la entidad binacional llamó a licitación la actualización tecnológica de la central (que data de los años 80) y que, según los cálculos, costará US$ 660 millones, de los cuales US$ 425 millones serán para empresas radicadas en el vecino país y US$ 235 millones a firmas radicadas en Paraguay.