Empresarios ratifican su oposición a cualquier aumento de los impuestos

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (CNCSP), Beltrán Macchi, ratificó ayer la posición de dicho sector empresarial respecto a que no se puede hablar de aumento de los impuestos si no se combate la corrupción escandalosa y se mejora la calidad del gasto público, que son reclamos pendientes de respuestas desde el Estado.

Lo afirmado por el empresario guarda relación con las recomendaciones efectuadas por la Comisión Técnica Económica Tributaria (CTET), creada a inicios de julio pasado por el anterior gobierno para revisar el sistema impositivo y sugerir modificaciones, que en el informe final que dio a conocer el último miércoles plantea tasas progresivas para el IRP, revisar inversiones y deducciones de gastos, así como generalizar la tasa del 10% del IVA, entre otros.

“Esto es lo que ya sabíamos, lo que habíamos adelantado”, dijo Macchi en alusión a que cuando se conformó la referida comisión, los empresarios ya habían manifestado su temor de que sería sólo a los efectos de incrementar los impuestos para recaudar más y financiar los programas del nuevo gobierno.

En aquel entonces, a través de un comunicado de la Cámara de Comercio, se calificó como “inmoral hablar de aumento de impuestos” cuando el Estado no da retorno al contribuyente.

“Desde el sector empresarial nos ratificamos en que no se puede hablar de aumento de impuestos sin un claro combate a la corrupción escandalosa y al control de la calidad y eficiencia del gasto público”, afirmó.

Macchi indicó que la deducción de las inversiones del IRP deberían mantenerse, teniendo en cuenta que “Paraguay es un país que necesita invertir para su desarrollo y mi posición es que cada guaraní invertido por el sector privado es mejor que cada guaraní malgastado por el Estado”, puntualizó.

La citada comisión, integrada entre otros por la anterior ministra de Hacienda, Lea Giménez; los exministros de la misma cartera Santiago Peña, César Barreto, Manuel Ferreira y Ernst Bergen, así como por Benigno López, actual titular de Hacienda, sostiene que existe una necesidad urgente de modernizar el sistema impositivo, y lograr una mayor equidad y progresividad en lo que respecta a impuestos directos, para conseguir un incremento gradual en la recaudación.

En ese contexto, sugieren que en una primera etapa se debe evitar aumentar las tasas impositivas y blindar la eventual recaudación adicional, a fin de asegurar que sean utilizados únicamente en inversiones sociales prioritarias, como educación y salud. Sin embargo, plantean luego modificar el IRP para que sea más equitativo y tenga progresividad en sus tasas, revisar inversiones y deducciones de gastos; en el caso del IVA considerar la generalización de la tasa a determinados bienes con alícuotas reducidas y exoneraciones, lo que implica aplicar el 10% a los productos que pagan 5%, como los de la canasta familiar.

La comisión técnica que se encargará de revisar el gasto público y recomendar acciones para reducir y ser más eficiente, no fue aún conformada o, por lo menos, no se dio a conocer ninguna resolución al respecto, a pesar de que el ministro de Hacienda, Benigno López, lo viene anunciando desde que asumió el cargo en agosto. En contrapartida, el gasto rígido sigue creciendo, hay más secretarías que se van convirtiendo en ministerios.