GPTW brindó herramientas para adentrar a CEO’s a la innovación

La plataforma global en culturas de alto ren­dimiento Great Place to Work (GPTW) brindó un desayuno corporativo para los CEO’s miembros de la red y no miembros de empresas que están en proceso, para acercarles herramientas necesa­rias a ser incorporadas en sus organizaciones en cuanto a la innovación se refiera, donde la clave principal será la con­fianza que estos logren trans­mitir a sus corporaciones.

El curso tuvo foco justamente en la innovación disruptiva, brindado por el especialista mexicano Raciel Sosa, quien se desempeñó durante 20 años como director de RRHH en varias internacionales de alta tecnología como Hewlett Packard, Lucent Technologies y Alcatel Lucent.

“Lo que buscamos desde GPTW es que las empresas del mundo logren un ambiente organizacional sano, con el enfoque de la sustentabilidad en tres focos, ya sea en la expe­riencia con el cliente, la expe­riencia con el colaborador y en la innovación, que es lo que vamos a tratar hoy”, expresó.

A la vez, Sofía Shirahama, Country Manager de GPTW Paraguay, mencionó la impor­tancia de que los líderes permi­tan y generen un espacio para que todos los miembros de una empresa, sin importar el rol, todos puedan tener la posibi­lidad de innovar para mejoras continuas, siendo más eficien­tes y cada vez más creativos.

“No es solo el líder el que tiene la gran idea, es el equipo el que aprende a generar nuevos y mejores proyectos de forma complementaria y colabora­tiva, y teniendo en cuenta que hoy las empresas son muy ági­les para innovar, es porque los líderes se entrenan y detrás de ellos la organización empieza a desarrollar estas prácticas que permiten a todos innovar en las organizaciones”, señaló Shirahama.

En tanto que Sosa se centró en tres herramientas fundamen­tales para incorporar la inno­vación, que son los factores per­sonal: donde el primer paso es que la gente acepte el desafío, donde se tenga que generar el ambiente de confianza, así como el aspecto social que tam­bién es un impulsor para el cam­bio; es decir, asegurarse que los primeros que pongan el ejemplo sean los mismos líderes, al igual que el aspecto cultural.